Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

#EnLaPielDe #Pagafantas

Para quien piense que esto lo hago por aburrimiento, o porque no hay temas más interesantes de los que hablar, aclarar que no. 
Que no tiene nada que ver. 
Está claro que si quiero hablar de cualquier tema tengo para escoger.
Serios, los de política, siempre hay algo que hablar de política. Por desgracia nada bueno...
De religión... ufff que palo....
De sociedad serio, ahora no me apetece.
De sociedad absurdo, para eso está Tele5
En fin, que haber, hay, pero que hoy me he levantado con ganas de romper una lanza en favor de ese personaje que tanto bien hace.

Para quien no sepa la definición de pagafantas, hay mucha información en los buscadores (o sea Google y demás) Aunque la que me parece correcta es esta del Wikcionario: es.wiktionary.org/wiki/pagafantas

En resumen, y por experiencia propia, es ese amigo que sabemos que nos quiere mucho más que como amigo, pero que es consciente (y nosotras) de que no va a llegar a pasar esa barrera de amistad.

Sí, he tenido un pagafantas en mi adolescencia. …

Carta al "triste"

Hola triste, 

Te he visto esta mañana, en la oficina del "paro". Con esa mirada tan sombría,  que no sabía si sentarme y hacer lo que venía a hacer, o ir a por un dulce para ver si te alegraba el día. 
Pero tenía que hacer cosas,  y me decidí por lo primero. Sentarme frente a ti, y sentir tu desgana, tu aburrida pasividad,  tu penosa desmotivación. Y sorprenderme ante tu falta profesionalidad,  que cosas, pensaba que al entrar en materia, aún con tu mirada triste, pedirías lo que necesitabas, me facilitarías la información necesaria,  algo...
Aguantarme la risa (estaba más animada que tú), cuando al preguntarte qué había firmado, me contestaste "un documento", así, sin pestañear. 
Ojo, que te entiendo.  Entiendo que tu trabajo puede ser frustrante, que ves cada día a personas preocupadas, agobiadas, tristes, por la pérdida de su empleo, por su futuro. Entiendo que cada día,  haciendo lo mismo, convirtiéndote en una parte más de ese escritorio frío y descorazonador,  quema a…