Ir al contenido principal

Una noche para el recuerdo...

Ese es el título de un evento en el que he participado este fin de semana.
Se trataba de una cena de ex-alumnos de un colegio de primaria, al que fuí hace muchos años.

Reconozco que en la primera cena que se hizo, me daba mucho palo ir, porque fuí muy poco tiempo (solo un curso) y además salió un compromiso que me vino genial como excusa.

De la segunda cena no me enteré.
Y para esta, cuando me llamó Conrad, me hizo mucha ilusión, así que me dejé convencer rápidamente y, como soy una persona de palabra, dije que si, así seguro que no me escapaba....

Me pasé toda la semana pensando en lo que me iba a poner, además de preparar mi marcha de vacaciones en el trabajo.
El viernes quedé con Carmen para pasar a buscarla e ir juntas. Ya me estaban recomiendo los nervios.
El sabado me levanté temprano para pasar por la "pelu" para taparme las 4 canas que aparecen justo en el momento en el que más pueden fastidiar.
Hice las cosas normales de un sabado y por la tarde me cambié como 4 veces de modelito. Uno me parecía demasiado escotado, otro demasiado tapado, otro demasiado serio... Dios que dificil es esto de reencontrarse con los niños de la clase 28 años después¡¡¡

Lo primero fué encontrarme con Carmen, una estupenda mujer que apenas recordaba. Es tan estupenda que hizo que me sintiese cómoda en todo momento.
Tras llegar al restaurante, pude saludar al resto de los asistentes. Algunos no me recordaban y yo no los recordaba. A otros de forma vaga y borrosa. Otros fueron importantes para mí en su momento y mi ilusión y ganas de verles aumentó con el primer abrazo.

Como es típico en mí, no me voy a extender mucho con el tema. Pero hay un par de cosas que quiero dejar grabadas para que no se me olviden.
La vida ha sido más o menos dura con cada uno de nosotros, y de aquellos a los que ha golpeado más o últimamente, debo decir se pueden sentir orgullosos de saber dar un paso más y de la valentía que han demostrado.
He recordado porqué no me gustan las cámaras de fotos, al verme junto a todas las estupendas chicas a las que el tiempo ha tratado tan bien.
Y que a pesar de que sientan muy bien, no debo llevar tacones tan altos, si quiero disfrutar un poco más de este tipo de veladas....

Como han pasado muchos años y todos hemos cambiado de alguna manera, esta reunión ha servido para conocer nuevos amigos, para encontrar a aquellos que lo fueron y para esperar nuevos encuentros....

434a0f0c-699a-335f-b0b6-8509156c5826

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA TELEOPERADORA DEL BANCO SANTANDER.

Debo dinero. Voy con retraso en los pagos de la hipoteca, que tengo en el Banco Santander, porque el "iluminado" del director de mi oficina no hizo bien su trabajo (o no sabe utilizar la calculadora) y cuando se suponía que me iba a ayudar a solucionar un problema, me metió en otro peor.
Desde hace unos meses, me llama unas 20 veces al día, el departamento de recobros del Santander. Al principio les contestaba, les explicaba la situación, les indicaba el día en que podría hacer un ingreso, etc. Siempre con la amabilidad que me carácteriza. Entre otras cosas, porque entiendo que es su trabajo y se supone que no hay nada personal en su llamada.
Después de encontrarme con varias teleoperadoras de lo más borde, maleducadas y groseras que no solo no atendían a razones, si no que además se molestaban en tratarme como si yo fuera una vividora y mala persona. Dejé de cogerles el teléfono a pesar de que empiezan las llamadas a las 8 de la mañana y la última llamada es sobre …

#HoySoy YO

Me llamaban rebelde, de pequeña. No sé porqué

Ya que nunca fui de esas rebeldes que se encaran a nadie, no tenía el valor suficiente para hacerlo. 
Era de esas rebeldes que parece que obedecen, pero acaban haciendo lo que quieren. Así... discretamente. 

Es algo innato, un toque de supervivencia imagino. 

Cada uno crece y evoluciona como puede, o como le dejan. 

Ya adolescente, aprendí a usar mis "armas de mujer", que ahora, visto en la distancia, suena taaaan feo... 

La verdad es que nunca me he declarado abiertamente feminista. Ni bisexual, ni escritora, ni sincera, ni tantas cosas que soy. 
Supongo que porque no he tenido la necesidad de hacer ese tipo de declaraciones. 

Pero será por la edad, o por la seguridad en mí misma, que me ha costado más de cuarenta años conseguir, que ahora no me importa hacerlas. 

Sigue sin ser una necesidad, pero ya no guardo mi ser en la intimidad de mi familia y amigxs. 

Quizás también tenga mucho que ver, el tener a mi lado a unas grandes mujeres, que…

La pintora solitaria #Cuento

.craig / Foter / CC BY-NC-ND
Pareciese que nunca había sido feliz; que nunca hubiese sonreído libremente. 

Alba pasaba desapercibida en el gran restaurante, a pesar de ser la pastelera de uno de los restaurantes de postín de su ciudad. 
Menuda, rubia, de un blanco de piel que podríamos calificar de pálido, labios finos, ojos claros pero discretos.
Discreta.... esa es la definición perfecta para ella, una personita discreta.

Sus compañeros conjeturaban sobre su vida, pero nadie sabía nada a ciencia cierta. 
Nunca se le veía con prisa por salir, no hablaba de su familia, ni de sus aventuras o amores, ni de sus amigas o amigos. No hablaba por teléfono con nadie y, aunque era correcta con todo el mundo, nunca había sido social con el personal.

Pero eso era en su vida "de fuera", como le gustaba llamarla. Esa vida que servía para pagar las facturas; la que le convertía en una persona "normal"; la que había estudiado; la que le aportaba una rutina de la que huir.

Pero ella tenía…