Ir al contenido principal

Horóscopos...


Hola,

Resulta de lo más divertido ver como, aunque no se crea en ello, cuando alguien dice que es su cumpleaños, enseguida hay quien hace cálculos y acaba diciendo de que horóscopo es.

Por lo que me he decidido a escribir una reseña sobre el tema.


AIRES: Conozco a demasiados y demasiado bien a los Aries.

De pequeña, mi hermana, ahora mi marido y mi hija mayor y un par de amigas. Puedo asegurar que el carnero, les representa perfectamente. Entre otras cosas por lo cabezones que son, tienen que dar "topetadas" hasta conseguir lo que quieren y cuando no lo consiguen se fustran mucho.


TAURO: Mi hermano pequeño y mi hija mediana, otros cabezones de cuidado que, al igual que los Aries, lo intentan todo a golpe de "cornamenta" pero estos cuando no lo consiguen de esa manera lo intentan de otra y de otra más, y en el caso de no conseguir lo que quieren (rara vez) entonces le buscan cualquier pega y es como si no lo hubiesen querido nunca (orgullosos hasta la médula)


GEMINIS: Solo conozco a un par de simpáticos,alocados y fiesteros Geminis.

Lo malo de estos es que son muy "yoyeros" (yo esto, yo aquello, esto para mí,etc) por lo que llega un momento en el que tener que darles tanta atención acaba cansando.


CANCER: Uffffff he tenido un par de buenas amigas Cancer y son de lo más divertidas, siempre son el alma de las fiestas, saben perfectamente como nimar una reunión, pero pobre del que no le caiga bien o le haga algo (aunque sea en broma) porque son rencorosas y vengativas, y tienen la misma imaginación para sus venganzas como para sus fiestas, así que cuidadín cuidadín.....


LEO: Bueeeenooooo aquí tengo que ser muuuuy cuidadosa, porque mi hija pequeña y una de mis cuñadas favoritas son Leo. Son generosas en mayúsculas, lideres natas, divertidas y risueñas, pero que no se nos ovurra llevarles la contraria, porque entonces enseñan sus dientes y como se insista ¡¡¡¡Muerden¡¡¡¡ jejeje y otra cosa, que a nadie se le ocurra hablar mal, por ejemplo, de nadie a quien quieran porque entonces directamente sacan las garras y destrozan al valiente. Da igual si se tiene razón o no, para ellas nunca se tiene razón.


VIRGO: ¿Que decir de Virgo? Pues que son buenas, generosas, algo sarcásticas, pero bueno dejo que las críticas se añadan en los comentarios, porque YO soy Virgo y no puedo decir nada malo sobre mi ¿no? jeje


LIBRA: Uno de mis compañeros "directos" es Libra y la verdad es que es tan correcto, medido, y alegre, que no le he encontrado nada malo, aunque seguro que su mujer, si puede informame mejor....


ESCORPIÓN: Buah¡¡ Tengo un coñado que lo es y procuro verlo poco, es de esos tipos que siempre sabe lo que hay que hacer y como, aunque él nunca haga nada por el estilo. Que decir, cada vez que lo veo acabo discutiendo (que es su deporte favorito) pasopalabra....


SAGITARIO: Otro de mis compañeros de "celda" es Sagitario, lo quiero un montón (dentro del buen sentido) es generoso, amable, bueno, pero tiene un pronto muy malo, de los que cuando algo no le gusta se entera tooooodo el mundo porque se sulfura, sube la voz, golpea la mesa, aunque luego "na de na", mucho ruido y pocas nueces...


CAPRICORNIO: Otra de mis cuñadas (si, lo sé tengo muchas) es Capricornio y me llevo bien, cuando estamos en "petit comité" porque tiende a querer llevarse bien con todo el mundo y eso es casi que imposible, por lo que acaba apareciendo como "hipocritilla" cuando es algo innecesario.


ACUARIO: No he conocido muchos Acuario por lo que en este caso no puedo escribir nada en primera persona y para escribir algo que está en cualquier otro sitio, pues me lo ahorro...


PISCIS: Mi cuñado favorito es Piscis, bueno, generoso, se preocupa tanto por los suyos que asusta, siempre está ahí cuando se le necesita, pero a veces quiere hacer tanto que se convierte en el "padre de muchos" y nos acaba "consintiendo" demasiado a tod@s. Pero es el mejor...


Soy consciente de que estas no són las definiciones "normales" de los signos del horóscopo, son mis definiciones por experiencia así que, como las definiciones "profesionales" no hay que darles demasiada importancia...


BESOS¡¡¡

Comentarios

  1. Muy bueno!! Yo no sería capaz de comentar ni la mitad, pero es cierto que muchas veces me leo libros o lo que sea sobre los horóscopos y aciertan bastante mi personalidad, también me leo otros para contrastar y ver que realmente no coincide tanto.

    Lo de los horóscopos entra dentro de lo esotérico, para alguien librepensador como yo (soy agnóstico) supone un detalle curioso al que echar un ojo sin darle excesiva importancia, pero el ojo se lo echo ;)

    Que cierto lo de los sagitario!!! Mi hermano y cuñada lo son, y tienen un pronto!! Desde pequeñito que si se enfadaba tiraba cosas al suelo y venga dar gritos...

    ¿Que decir respecto a los virgo? Dicen que nos encanta el sarcasmo (y tienen razón), que somos analíticos, inteligentes, que tendemos a razonarlo todo... y que es el mejor signo de todos, bueno no, eso lo digo yo =P

    Mi primo Raúl es géminis y es un juerguero de cuidao... y un "yoyero" inaguantable!!!

    Estos temas son bastante acientíficos porque escapan a la lógica tradicional, pero, nos queda tanto por descubrir de nosotros mismos... tanta coincidencia no puede ser casualidad =P

    ResponderEliminar
  2. eeeh!!! k yo no ssoooy cabezonaa..
    i la cabra tmpko me representa muxho la verdaa.. lo qe tendria k aber sido tauro creo io..
    buenoo qe unbesoo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siempre se agradece un comentario, siéntete libre de opinar :)

Entradas populares de este blog

LA TELEOPERADORA DEL BANCO SANTANDER.

Debo dinero. Voy con retraso en los pagos de la hipoteca, que tengo en el Banco Santander, porque el "iluminado" del director de mi oficina no hizo bien su trabajo (o no sabe utilizar la calculadora) y cuando se suponía que me iba a ayudar a solucionar un problema, me metió en otro peor.
Desde hace unos meses, me llama unas 20 veces al día, el departamento de recobros del Santander. Al principio les contestaba, les explicaba la situación, les indicaba el día en que podría hacer un ingreso, etc. Siempre con la amabilidad que me carácteriza. Entre otras cosas, porque entiendo que es su trabajo y se supone que no hay nada personal en su llamada.
Después de encontrarme con varias teleoperadoras de lo más borde, maleducadas y groseras que no solo no atendían a razones, si no que además se molestaban en tratarme como si yo fuera una vividora y mala persona. Dejé de cogerles el teléfono a pesar de que empiezan las llamadas a las 8 de la mañana y la última llamada es sobre …

#HoySoy YO

Me llamaban rebelde, de pequeña. No sé porqué

Ya que nunca fui de esas rebeldes que se encaran a nadie, no tenía el valor suficiente para hacerlo. 
Era de esas rebeldes que parece que obedecen, pero acaban haciendo lo que quieren. Así... discretamente. 

Es algo innato, un toque de supervivencia imagino. 

Cada uno crece y evoluciona como puede, o como le dejan. 

Ya adolescente, aprendí a usar mis "armas de mujer", que ahora, visto en la distancia, suena taaaan feo... 

La verdad es que nunca me he declarado abiertamente feminista. Ni bisexual, ni escritora, ni sincera, ni tantas cosas que soy. 
Supongo que porque no he tenido la necesidad de hacer ese tipo de declaraciones. 

Pero será por la edad, o por la seguridad en mí misma, que me ha costado más de cuarenta años conseguir, que ahora no me importa hacerlas. 

Sigue sin ser una necesidad, pero ya no guardo mi ser en la intimidad de mi familia y amigxs. 

Quizás también tenga mucho que ver, el tener a mi lado a unas grandes mujeres, que…

La pintora solitaria #Cuento

.craig / Foter / CC BY-NC-ND
Pareciese que nunca había sido feliz; que nunca hubiese sonreído libremente. 

Alba pasaba desapercibida en el gran restaurante, a pesar de ser la pastelera de uno de los restaurantes de postín de su ciudad. 
Menuda, rubia, de un blanco de piel que podríamos calificar de pálido, labios finos, ojos claros pero discretos.
Discreta.... esa es la definición perfecta para ella, una personita discreta.

Sus compañeros conjeturaban sobre su vida, pero nadie sabía nada a ciencia cierta. 
Nunca se le veía con prisa por salir, no hablaba de su familia, ni de sus aventuras o amores, ni de sus amigas o amigos. No hablaba por teléfono con nadie y, aunque era correcta con todo el mundo, nunca había sido social con el personal.

Pero eso era en su vida "de fuera", como le gustaba llamarla. Esa vida que servía para pagar las facturas; la que le convertía en una persona "normal"; la que había estudiado; la que le aportaba una rutina de la que huir.

Pero ella tenía…